INVIERNO
VERANO
  • DAFFI SKI
  • DAFFI SNOW
  • DAFFI KITE
  • DAFFI WIND

Jackson Hole

Es fácil ver al fontanero, carpintero o taxista con la marca típica del bronceado de nieve. Son los auténticos “locals” que el día de la nevada, dejan todo para romper todas las palas que pueden.

“America at it’s best”. El poder americano, las rocosas. ¿Quién no ha deseado alguna vez hacer realidad este sueño?
Podríamos hablarte de las clásicas… Vail o Aspen en Colorado, pero esto seguro que lo podrás ver en cualquier revista de viajes o en el suplemento dominical de tu paródico… o simplemente tienes un amigo que ya ha estado allí. Si hablamos de esquí en USA, para nosotros, el sueño americano, va un poco más allá.

Buscamos la América profunda, la auténtica, la sencilla, la patriota, la que no sale en las películas, la del pueblo minero con sus legendarias casas de madera del Salvaje Oeste, donde el Sheriff es el que manda y donde todo el mundo viste sombrero de Cowboy, botas camperas, masca tabaco y te saluda a su paso con una amplia sonrisa en la boca soltando un angelical “hi” con un cerrado acento americano.

Estamos hablando de la estación más mítica de los USA, la más freerider y natural cuyo pueblo antiguamente fue habitado por salvajes tribus indias que hoy coexisten en armonía con el hombre blanco.
Hablamos de JACKSON HOLE, en el estado de Wyoming, en el territorio del Grand Teton (bonito nombre para una montaña, por cierto).

¿Toda esta parrafada solo para decirme el nombre de una estación? Jackson es única, mítica, deseada y especial… el pueblo entero vive para la estación y la estación vive para el pueblo. Es fácil ver al fontanero, carpintero o taxista con la marca típica del bronceado de nieve. Son los “locals” auténticos que el día de la nevada, dejan todo para romper todas las palas que pueden. Un local bastante famoso es el propio presidente de los Estados Unidos; de hecho vimos su avión el Air Force One en el pequeñísimo aeropuerto de Jackson.
La estación es famosa también por las competiciones de esquí tirando con caballos, modalidad muy espectacular y recomendable para ver sobro todo en febrero, donde el esquiador realiza grandes saltos.

Otra de las curiosidades de Jackson es su proximidad al parque Yellowstone, si el del Oso yogui; sin duda es recomendable cambiar un día de ski por una excursión en moto de nieve por el parque para disfrutar de, entre otras bellezas naturales, el maravilloso espectáculo de los geisers.
¿Donde alojarse?

Nuestro consejo es que te alojes en la base de la estación, porque es mucho mas cómodo y hay muy buen ambiente. Recuerda, no obstante, que estamos en América y no existe la fiesta nocturna. Hay otro tipo de fiesta, pero es por la tarde y termina como muy tarde a medianoche.

La verdadera fiesta está al bajar de las pistas, tomando unas cervezas vestido de esquí en el típico bar USA, en la base de la estación, donde todo está colgado de las paredes o el techo; coches trineos con los renos y papa Noel incluido, colecciones de sombreros, de botas, etc.…

El pueblo está a 15 minutos en taxi y vale la pena ir. Es pequeño pero muy autentico, sobre todo el Cowboy Bar (el nombre lo dice todo) con sillas de montar en lugar de taburetes de barra. Muy, muy auténtico.
Y de esquiar… ¿que?

Pues solo decirte que es la mejor nieve del mundo, la mas seca y fresca (el mar está a mas de 3000 km) y que Jackson cuenta con pistas tan famosas como el Courver Couloir, un tubo del cual hay que ser muy yankee para tirarse. En cuanto a remontes, hay un teleférico que te lleva de un tirón a la cota mas alta, y desde allí puedes acceder a prácticamente todos los Bowls (pequeños valles de fuera pista controlados). Además hay un telecabina con cabinas de 6 plazas que te sube hasta una cota sólo 300 metros más baja que la llegada del teleférico. Estos dos remontes son los principales de la estación; luego hay telesillas pequeños y medianos para poder enlazar perfectamente todas las pistas y los fuera pista.
Lo mejor de la estación
Los fuera de pista escondidos pero perfectamente señalizados; para acceder a ellos hay que caminar con los esquís al hombro, pero la excursión vale la pena. En realidad muy quemado tienes que ser para que se te quede pequeña l estación en una semana y lo mas probable es que te falten días para marcarla enterita.
Jackson hole. El sueño americano

Por Gerard.